Cultura

Debes ver esto si todavía no sabes qué hacer para navidad

By diciembre 22, 2018 No Comments

Detente, respira y ¡haz las maletas! Las navidades son las pequeñas vacaciones de invierno. Unos días para olvidarse del trabajo y empezar el nuevo año con energía.

¿Hay algo mejor que regalarte una escapada? Cuatro o cinco días para disfrutar de la naturaleza, la cultura o el deporte. O, simplemente, para dejarse mimar en un lujoso spa.

Cádiz, la tacita de plata

La ‘Tacita de Plata’ se considera la ciudad más antigua de Occidente. Tierra de fenicios, cartagineses, romanos, visigodos y musulmanes, desde Cádiz zarparon los grandes descubridores rumbo al otro mundo.

Si quieres sentirte como un aventurero del siglo XXI, adéntrate en las callejuelas del barrio medieval del Pópulo o descubre su naturaleza primitiva en las Dunas de San Antón.

Y alójate en el Parador, una joya moderna con impresionantes vistas a la bahía, con piscina y spa para coger fuerzas para la siguiente aventura.

Mojácar y su sol de diciembre

Pero si prefieres un mar menos bravo, el Mediterráneo te ofrece lugares excepcionales donde recalar. Mojácar, en Almería, te sorprenderá con sus casas blancas arremolinadas, colgando de la última estribación de la Sierra de Cabrera.

Un lugar perfecto para disfrutar del sol, con temperaturas medias de 20 grados y 17 kilómetros de costa. Viaja con la familia, disfruta del sol y la playa, y alójate en el Parador, con actividades para los más pequeños, cine, música y talleres.

Cuenca: naturaleza e historia

Más al norte y muy cerca del Parque Natural de la Serranía de Cuenca, está el paraíso de los amantes de las tierras de interior.

Si quieres conocer uno de los principales conjuntos monumentales de España, Patrimonio de la Humanidad, la ciudad de Cuenca es tu destino.

Por aquí pasaron los concanos, ferocísimo pueblo que se mantenía de la sangre de los caballos mezclada con leche, y las legiones romanas que dejaron su huella en un pequeño puente sobre el río Moscas.

El Parador, ubicado en un antiguo convento en la Hoz del Huécar, es uno de los lugares más bonitos para alojarte. Rodeado de escarpadas paredes y frondosa vegetación, mira hacia las mágicas casas colgadas.

Allí mismo podrás catar algunas de las especialidades de la gastronomía conquense con platos como los zarajos de cordero, el ajo arriero o el morteruelo.

Esquiar como forma de vida

En el caso de que seas amante del esquí, prueba a deslizarte por las pistas de Baqueira y alójate en Vielha, Ubicada en el Vall d’Aran, una ciudad que fue invadida por Napoleón en 1810 y devuelta a España cinco años más tarde. Otra opción, para disfrutar tanto del esquí como del descanso, es el pueblo de Artíes que se encuentra a 7km de distancia.

Decidas cual decidas, la mejor forma de descansar tras una jornada de esquí, es retirándose a uno de los Paradores de Vielha o Artíes. El primero cuenta con más de medio siglo de historia y está ubicado a 250 metros. El segundo está construido sobre la antigua Casa Portolá y sigue manteniendo su robusta torre de defensa del s.XVI.

Con información de